IMG_2283.JPG

Durante el mes de marzo, los cinco valles de Monte Patria están siendo parte de los procesos de participación en el marco del nuevo Plan Regulador de Monte Patria en sus Zonas de Conservación Histórica. Localidades como Rapel, Carén, Tulahuen, Huatulame y Chañaral Alto serán parte de este proceso de participación. La actividad es llevada adelante por la empresa de consultora “Mazo Arquitectura”, quienes deben presentar a la brevedad, ante el concejo municipal, las alternativas de propuestas de conservación para estos territorios focalizados.


Cabe destacar que las Zonas de Conservación Histórica (ZCH), es una forma de protección legal de las diferentes áreas con valor patrimonial que se realiza a través del Plan Regulador Comunal, según el artículo 60 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones. En el caso de Monte Patria, durante el 2006, las localidades donde se realizarán los diálogos fueron declaradas como centros históricos de la comuna junto a su entorno.


Durante el proceso de diálogos, la consultora presenta a los habitantes las diversas opciones que pueden ser consideradas en este proceso de conservación, y a su vez deja abierta la posibilidad de que la comunidad formule sus descargos y entregue sus opiniones al municipio hasta el 30 de marzo.


Cristobal Valenzuela, representante de la consultora, destacó que existen varios procesos que permiten proteger las edificaciones y el patrimonio local; “la idea es que los vecinos puedan discutir cual es la mejor manera para mantener y proteger aquellas edificaciones patrimoniales”.


Por su parte, Cristina Ramos, vecina de Rapel, manifestó que este plan va a permitir que el pueblo mantenga su historia ya que “son pocos los pueblos donde está quedando alguna infraestructura intacta producto de los terremotos”. Junto a esto, también menciona que hay algunas casas que se encuentran abandonadas por sus dueños y hace un llamado a que se preocupen por sus inmuebles. “Queremos que la gente se preocupe de su pueblo, lo ame, lo valore y lo proteja”. 


Una vez terminadas las audiencias públicas para la aprobación de la imagen objetivo de este plan de conservación, la información levantada por la consultora será entregada al concejo municipal quienes definirán las últimas medidas para aplicar este proyecto en la comuna, de acuerdo a las inquietudes que presente la comunidad y la propuesta de la asesoría, en concordancia con a plano regulador.

 

Volver arriba