hernan.jpg

Hernán Contreras Vega (1974 – 2020) falleció este miércoles 1 de enero tras dar una dura pelea a un cáncer que lo afectaba. 
Hablar de Hernán Contreras, es hablar de una parte de la historia del municipio de Monte Patria y hablar también de la historia de varios rincones de esta comuna. Hernán ha partido a la edad de 46 años, veinticinco de los cuales los vivió como trabajador municipal. 
Su arribo a la municipalidad de Monte Patria se produjo cuando tenía 21 años, por allá por un mes de enero de 1995. 


Por esos tiempos, un joven deportista, aficionado al fútbol. Montepatrino de tomo y lomo. Ex alumno del emblemático Liceo C-19, Eduardo Frei Montalva de Monte Patria. En el liceo llegó a ser Presidente del Centro de Estudiantes. En el municipio sus primeros pasos los dio en la Unidad de Social, donde de manera inmediata cultivó su profundo perfil de interés por las personas. Desde siempre se destacaron sus cualidades de buen amigo, preocupado por los demás, atento a entregar ayuda, un hombre de interés genuino por la acción pública. Poco a poco Hernán fue transformándose en un actor del municipio, querido y escuchado. Respetado. Inevitablemente su trabajo fue dando frutos. Las jefaturas comenzaron a interesarse por sus logros y lo integraron a nuevos equipos y con nuevas responsabilidades.

 

Ya en el año 2005, ese Hernán de los 21 se transformó en uno de 30 años, con 10 años de experiencia municipal, era quizá uno de los alumnos destacados en esta “universidad” que es el municipio. En el año 2009, en lo que probablemente para Hernán fue su mayor paso de crecimiento y desarrollo, se transformó en el encargado de gabinete del ex alcalde Juan Carlos Castillo. Con su jefe, finalmente terminaron convertidos en grandes amigos.


En la medida que avanzaba en su conocimiento y aprendizaje, Hernán fue cultivando otras capacidades, reflejado en su detallado conocimiento del territorio y su gente. Los valles generosos de Rapel, del Rio Grande, Huatulame, el valle de Ponio, constituían para Hernán, espacios de frecuencia regular. Saltar de Chañaral Alto a El Palqui, desde Monte Patria volar a Rapel, cruzar a Carén y subir hasta Tulahuen o las Ramadas, constituía para Hernán el patio de su casa. 


Volaba cual Loro Tricahue por todos sus rincones. Cuántos centenares de nombres de dirigentes y dirigentas podríamos dar a conocer en esta nota. Amigas y amigos de transitar  regular de la vida pública de Hernán.  Probablemente muchos de ellos le acompañarán en este momento de despedida.


La Municipalidad de Monte Patria fue para Hernán Contreras su segundo hogar. Su amor infinito por los espacios de convivencia, su valoración de los compañeros era el oxígeno que alimentaba a diario su vida. Hernán era un hombre bueno, de vivir colectivo.
Mas allá de las amistadas forjadas, más allá de la política, más allá de los afectos, siempre el compromiso primario de Hernán se encarnaba en la acción como funcionario público municipal. Eso nunca lo perdió de vista y fue capaz de expresarlo con claridad.
En su proceso de formación y aprendizaje en el municipio, espacio que finalmente terminó siendo su propia universidad de la vida, Hernán comprendió de manera profunda la relevancia que tienen  las acciones de los funcionarios para el apoyo de la comunidad, sus vecinos y las familias.

 

El Municipio que representa el estado de protección de los vecinos y las vecinas,  Hernán lo sabía comprender la profundidad de eso, y desde ese espacio, siempre su trabajo lo enfocó en el bienestar de quienes podía atender y ayudar.
Recibir un queso de cabra, una churrasca, unas uvas, duraznos o tomates, eran regalos habituales que le daba la gente que de alguna forma agradecía su apoyo.

 

Para la Municipalidad Hernán Contreras Vega terminó transformándose en un jugador polifuncional, esos que pueden estar en todas:  al arco, en la defensa o en la delantera, incluso de director técnico, da lo mismo.  En todos los espacios Hernán sabía hacerlo bien.
Trabajó en el Departamento Social, en el Departamento de Rentas y Patentes, fue jefe de movilización, estuvo en Dideco, fue parte  del Gabinete, y su espacio de mayor confort lo logró en la unidad de Maquinarias. Desde el año 2014 que se desempeñaba en esa jefatura.

 

Desde su trabajo en la Unidad de Maquinarias, logró  entregar sus últimos aportes de bienestar y conectividad a los vecinos. Junto al alcalde Camilo Ossandón fueron cómplices en esa labor, contaba con el mayor respaldo y confianza del alcalde, y ambos tenían claro el sentido de Urgencia de la Unidad de Maquinarias. Hernán jamás se negó a entregar sus horas del día, pensando en el bienestar de la comunidad y de todos los vecinos de Monte Patria.


Para poder hablar íntegramente de Hernán, no se podría dejar de mencionar la mayor de sus pasiones de la vida. El deporte y particularmente el fútbol. Digamos que Hernán se dejó querer en el fútbol, partió en Los Buenos Muchachos, pasó por Vegas Verdes y terminó en Peñarol de Rapel. Todos esos espacios el mismo  los cargo de buena onda y de compromiso. En todos esos lugares se dejó querer. 


Pero como lo suyo era el futbol y sus clubes, Los Pinillentos representó para Hernán la otra forma de hacer y regalar solidaridad, con ese Club Deportivo de Amigos, participaron en cuanta actividad solidaria pudieron. Se presentaban como los buenos para el fútbol e iban a todas las actividades que los invitaran a romper las redes a punta de goles. Así, este distinguido funcionario municipal, Hernán Contreras Vega, se fue haciendo paso al andar en su vida. La Municipalidad de Monte Patria lo homenajea y saluda.
Este homenaje, para su familia, para sus hermanos, para sus amigos y colegas. De manera especial para su hija Gabriela Contreras Zárate.

 

Jabiera Chilecito.JPG

Jabiera Rubina Cortés, alumna de la Escuela de Chilecito de Monte Patria, en el mes de julio de 2019 fue distinguida con una mención honrosa a nivel nacional en el concurso ¡Vamos a Marte!, actividad organizada por el Colegio de Ingenieros de Chile, la Universidad Federico Santa María y la Asociación Chilena del Espacio.

 

Antes de finalizar este año 2019, la Municipalidad de Monte Patria y el Departamento de Educación Municipal, quisieron distinguir la representación que esta estudiante hizo de la comuna de Monte Patria.

 

El alcalde Camilo Ossandón se reunió con Jabiera Rubina Cortés y su madre Jesmarina. Y junto a las autoridades de educación encabezadas por el Director Luis Rivera, reconocieron la creatividad y capacidades de Jabiera.

 

Jabiera es una creativa estudiante, interesada en escribir cuentos fantásticos. Una Aventura en Marte es su tercer trabajo creativo. A ella también le gusta jugar al fútbol y quiere ser educadora de párvulos cuando sea grande.

Aquí compartimos el cuento escrito por Jabiera Rubina Cortés, distinguido con una mención honrosa.

Jabiera Escuela Chilecito Ovalle.jpg

 

UNA AVENTURA EN MARTE

Todo empezó cuando un día 2 de febrero del 2058, los científicos de la NASA dieron una gran noticia que revolucionó el mundo, dijeron que cualquier persona que quisiera viajar a Marte, debía prepararse durante un año para cumplir con todos los requisitos para viajar al espacio. Entonces se me ocurrió la gran idea de motivar a mi familia y aprovechar esta oportunidad única. En ese momento toda la familia empezó a investigar que se necesitaba para poder viajar. Después de buscar información nos fuimos a la ciudad y compramos los trajes y todo lo necesario para viajar.

 

La situación de la tierra era alarmante, estaban sucediendo muchas catástrofes y las noticias eran cada vez más espantosas, ya no se podía vivir en la tierra, el agua era muy escasa, la gente moría por enfermedades feroces, había guerras y desastres naturales que no permitían sembrar, además no había comida para todas las personas del mundo

 

Mi familia estaba compuesta por mis hermanos Matías, Valentina, Giovanni, Diego y mis padres Jesmarina y Mario, habían anhelado por años este viaje. Un día nos juntamos en mi casa para comenzar a planificar el viaje, lo hicimos durante  meses.

 

 En las noticias dijeron que en Estados Unidos estaban vendiendo boletos para viajar a Marte, con mi familia nos fuimos a tomar un avión para irnos a Estados Unidos. Mucha gente corría para comprar viajes. En ese grupo de gente estaba yo con mi familia, al rato ya estábamos  esperando subir a la nave, estábamos muy nerviosos, no nos importó esperar largas horas a pleno sol.

 

Cuando conseguimos los boletos, nos pasaron una canasta con comida, era tan emocionante que no dimensionábamos lo que estábamos por vivir, lo único que nos importaba era viajar, cuando el boletero dijo: ¡el viaje dura entre 6 a 7 meses!, de inmediato saltamos y nos abrazamos de felicidad que nos olvidamos del sufrimiento que estábamos pasando en la tierra.

 

Nos subimos a la nave, era gigante, era como estar dentro de una película, esas que muchas veces habíamos visto con mi familia sentados en nuestro pequeño living, era fantástico. Todo era de otro mundo, las personas que estaban a cargo de la nave, parecían seres de otro planeta, vestían de trajes especiales y estaban detrás de una cabina, nos daban las instrucciones a través de pantallas.

 

Había personas de distintos países, que hablaban diferentes idiomas, pero nos unía el mismo sueño. Nos ubicamos en nuestros asientos con los trajes espaciales. La nave encendió sus motores y era un estruendo tan grande que me tape lo oídos para no escuchar, hasta que despegó y empezó a subir tan alto que lo único que sentimos era como si flotásemos en las nubes, Mi mente estaba en silencio, miraba a mis hermanos, ellos tenían fija su vista en una pantalla que mostraba lo que estaba sucediendo afuera, de repente paso una bola gigante de color café por al lado de nosotros, saltamos del susto. Cuando llegó el silencio de la noche, yo podía ver por una pequeña ventana, pequeñas luces mientras conversábamos extasiados. Nos preguntábamos ¿cómo será estar en marte?  ¿que habrá en marte?  ¿Cómo será? ¿que tendrá? Durante el viaje vimos cosas maravillosas. De repente aparecían estrellas de todos los tamaños, asteroides que parecían que iban a chocar con la nave, pero solo era un susto. No nos dimos ni cuenta cuando ya estábamos por llegar a destino. Habían pasado esos seis meses. Era tan entretenido compartir y conversar con personas de otros países, nos ingeniábamos para comunicarnos, nos contábamos historias fabulosas que nos hacían reír y divertirnos.

 

Cuando no dijeron que nos preparáramos para aterrizar, todos gritamos y nos abrazamos. Nos dieron todas las instrucciones y luego   bajamos de la nave con todo el equipamiento indicado.  Empezamos a flotar, al tiro nos dimos cuenta que en este planeta no se podía caminar bien, no había vegetación ni casas y se venía todo de color naranja.  Todos los viajeros siguieron diferentes rutas. Mi familia siguió un camino que le indicaba un robot, entonces empezamos avanzar lentamente y no había nada, de repente vi a alguien que pasó por mi lado, me asusté mucho, nos dimos cuenta que al parecer había animales extraños que no habíamos visto antes.

 

Lo empezamos a seguir, vimos que era muy rápido para caminar, no nos dimos cuenta hasta que llegamos a un lugar raro, el también paro al frente de nosotros, era como un tipo de perro gigante con orejas largas, un hocico largo, dientes filudos, se paraba en dos patas y saltaba como un canguro. Se acercó a nosotros muy despacio mirándonos fijamente, nosotros nos fuimos alejando con cierto temor, pero mi mamá se fue acercando a él y se dio cuenta que era cariñoso. Entonces mis hermanos se acercaron y les lengüeteo las manos, movió la cola y dio un suave rugido. Cuando vimos que no era un peligro decidimos seguir nuestro recorrido, mientras caminábamos el animal iba tras de nosotros. Seguimos caminando, por medio de un desierto, ya estábamos tan agotados que sentíamos un fuerte calor que lo único que queríamos era encontrarnos con un árbol. Nos detuvimos un rato en nuestra caminata y papá nos recordó que estábamos en marte y que aquí todo era distinto por lo que debíamos disfrutar lo que estábamos viviendo, miré a mi alrededor y recordé   mi película favorita “un viaje extraordinario a Marte”, así que empecé a sentirme animada porque me esperaba la mejor aventura de mi vida.

 

El animal se fue por un camino que lo llevó a un túnel, lo seguimos y entramos a un lugar maravilloso, ahí había plantas, animales, agua, laboratorios, muchos robots que hacían todo, casas modernas y naves que transportaban a los visitantes. Había varias personas, nos fuimos acercando y salió un hombre llamado Javier y nos preguntó de dónde veníamos, yo le respondí que veníamos de la Tierra. Pasamos mucho tiempo conversando con él. Él nos invitó a su casa, él estaba vestido con un traje blanco y nos subimos a su nave y nos llevó por un lugar llenos de luces de colores, era una ciudad con casas pequeñas que estaban debajo de la superficie.   Cuando llegamos a su casa, entramos por una puerta pequeña, pero grande fue nuestra sorpresa cuando la vimos por dentro, era gigante, tenía muchas piezas. Todo limpio y con un aroma fresco.  Todo era tecnológico, con solo decir algo sucedían las cosas, apretábamos un botón y podía tener comida, ver TV, jugar. No divertíamos todo el día, con los hijos de Javier. No sabíamos si era de noche o de día y en qué tiempo estábamos, porque no había tiempo para preocuparnos de regresar a la Tierra. Todo era tan maravilloso porque estábamos felices y nadie sufría. Compartíamos como verdaderos amigos. Nos respetábamos, nadie hacía daño, ni destruía nada.  Era un mundo feliz.

 

Había pasado ya mucho tiempo y nos avisaron que teníamos que prepáranos para el regreso. Nos fuimos de la casa de nuestros amigos. La despedida fue triste. Buscamos la nave y no la encontrábamos, pero a mí se me ocurrió una idea, como teníamos nuestros celulares llamamos al chofer de la nave, había señal de celular y me contestó, le pregunté ¿en dónde estaba?  Él nos dijo que lo esperamos a la entrada al túnel, de repente miramos al cielo y vimos nuestra nave y se paró al frente de nosotros.  Nos subimos y le pregunte- ¿si podíamos dar una vuelta por todo el planeta? El conductor de la nave nos dijo que sí. Dimos la vuelta por el planeta, todo era espectacular, se pasó la noche y empezó el viaje hacia la tierra después de seis meses llegamos a la tierra y todo el mundo se amontonó para vernos bajar de la nave.  

 

Al otro día nos llamaron para entrevistarnos en todos los canales de televisión, todos querían saber Cómo era MARTE, Qué había.  Teníamos que responder todas las preguntas.

Cuando llegamos a casa, nos esperaban nuestros familiares, amigos y vecinos para preguntarnos sobre el viaje a marte. Pasamos muchos días contándoles la maravillosa aventura vivida y así se nos pasó la vida y jamás pudimos olvidarnos que estuvimos viviendo en un mundo feliz por un tiempo.       

 

FESTEJO DE GENTE.jpg

Cuando queda apenas 1 día para despedir a este 2019, la Municipalidad de Monte Patria ya comienza a dar los últimos ajustes para desarrollar esta fiesta de año nuevo, la cual promete un gran ambiente para que toda la comunidad montepatrina comience su 2020 de la mejor manera.

 

A diferencia de otros años, donde dicho evento se desarrollaba en la Plaza de Armas de la cabecera comunal, la celebración y todo el show se traslada al iluminado Paseo Balmaceda, lugar que estará habilitado desde las 23:00 hrs para que cada una de las personas que lleguen con sus mesas y sillas; y puedan disfrutar de lo mejor de la música de Koky y Su Banda y el grupo local La Nueva Jarana Tropikal, además de emprendedores locales con sus productos y cotillón gratuito.

 

El alcalde Camilo Ossandón, mencionó que “queremos preparar este año nuevo con mucha energía, para hacer que este 2020 sea un gran año para Monte Patria. Hemos tenido un año complejo pero hay que mirar con mayor optimismo lo que se viene. Por lo tanto, todos aquellos que quieran bailar y pasarlo excelente, van a ser bienvenidos en esta fiesta comunitaria”.

 

Jorge Bordones, vocalista de Koky y Su Banda Tropikal, agradeció el cariño que la comunidad montepatrina ha reflejado en sus últimas presentaciones en la comuna y además destacó que “estamos contentos de poder dar el puntapié inicial a esta fiesta y poder pasar el año nuevo junto a todos ellos. Desde las 23:00 hasta las 1:00 de la mañana vamos a estar deseándole toda la felicidad a la gente linda de Monte Patria”.

 

Luego de la presentación del grupo oriundo de Vallenar, será el turno de los locales La Nueva Jarana Tropikal, quienes serán los encargados de dar el cierre a esta fiesta comunitaria. Su vocalista Patricio Echeverría, más conocido como “Pato Cantante”, hizo un llamado a la comunidad para que se acerquen a esta actividad que es totalmente gratuita. “No se pierdan este espectáculo, de parte de nuestro grupo les decimos que lo vengan a pasar bien, disfruten lo más que se pueda y apoyen a toda la música que hacemos”.

IMG_KOKY.jpg

Un año nuevo distinto y mejor

Uno de las grandes atracciones que tiene cada ciudad en el mundo, para esta fecha, son los fuegos artificiales. Sin embargo, tras el estallido social ocurrido en el país, varias comunas de Chile tomaron la decisión de suspender el show pirotécnico y Monte Patria no fue la excepción, donde preliminarmente se tenía presupuestado un monto de 35 millones para realizar varios puntos de lanzamientos en la comuna. Frente a este hecho, las autoridades montepatrinas, encabezadas por el edil Camilo Ossandón, durante los primeros días de diciembre anunciaron que estos fondos serán redestinados para aumentar la entrega de becas a estudiantes de educación superior el año 2020, y apostar al financiamiento de Emprendimientos de Subsistencias, para mujeres jefas de hogar y familias que están con necesidades de empleo y que pueden proyectar algunas alternativas productivas de baja escala.

 

IMG_4802.JPG

Un recorrido cercano a los 3 kilómetros fue lo que pudieron realizar cerca de 50 personas que asistieron al Senderismo Familiar, actividad que fue organizada totalmente gratuita por la Municipalidad de Monte Patria con la idea de poder mostrar a la comunidad, los diversos parajes que tienen los valles de monte patria.


La ruta comenzó en el sector de Las Ñipas, a 15 minutos al interior de Tulahuén, donde con el avanzar del recorrido, los participantes en esta actividad pudieron encontrarse con varios cruces de ríos y vestigios arqueológicos que sorprendieron a la gran mayoría. Daniela Pérez, viajó desde La Serena junto a su pareja hasta la comuna de los 5 valles para participar y manifestó que “es primera vez que vengo a esta zona del Limarí y me encantó. No solo el trekking, sino también las localidades que uno se va encontrando en el camino, como Carén y Tulahuén. Además no tenía contemplado que iba a ser tan outdoor y con tanta conexión con la naturaleza”. 


Carlos Lamas, venezolano residente en Monte Patria, manifestó que en la zona existe un potencial enorme para que se desarrolle el turismo y que el recorrido “está muy bien preservada. Es un sitio muy bonito y agradable ideal para que personas de diferentes edades puedan realizarlo”. 


Al igual que Daniela y Carlos, también participaron vecinos y vecinas de la comuna; como lo fue Alexis Escobar, quien valoró la realización de esta actividad totalmente gratuita y que permiten “conectarse con la flora y fauna local, pero también con nuestro ancestros e historia. Aquí hay hartos petroglifos y zonas patrimoniales importantes que sería bueno empezar a reconocerlas e incorporarlas en nuestro diario vivir para protegerlas”.


César Valencia, colaborador de la Oficina de Deportes de la Municipalidad, mencionó que estos recorridos permiten dar a conocer el patrimonio natural que tiene la comuna y así fomentar el turismo en la zona. “Hago una invitación para que todos y todas puedan motivar a su entorno y podamos llegar a estos sectores hermosos de nuestra comuna aun cuando la escasez hídrica sea un tema complejo. Hoy nos hemos dado cuenta que tenemos agua y que existe un ecosistema muy balanceado y que merece ser conocido por todos”. 


Cabe destacar que hace algunos meses, la Municipalidad de Monte Patria realizó el lanzamiento de su nueva marca turística denominada “Monte Patria, Naturalmente Bella”, el cual busca rescatar la condición natural de estos rincones en los que las montañas, los ríos, la producción agrícola, el sol y las estrellas, los cuales representan el legado ancestral de la zona. En esta misma línea, desde la Oficina de Deportes y Juventud, mencionaron que actividades como estas se van a replicar durante los meses de verano para que los turistas y los montepatrinos puedan conocer la belleza de los 5 valles que tiene la comuna.

 

Volver arriba